viernes, 27 de mayo de 2011

Broches de brujitas

¿Por qué las brujas tienen que ser siempre malas?
Hay veces que algunas son risueñas y algo cursis o incluso un poco torpes y despistadas y por supuesto, nunca harían daño nadie.
Así son estas dos pequeñas brujitas, una muy mona con sus labios pintados y su permanente de rizos recién hecha y la otra tan despistada que ha confundido su varita mágica con una piruleta de tubo (pirulí).